HF-ALE de alta velocidad

Las comunicaciones han sido siempre sinónimo de avance y desarrollo desde los inicios de la humanidad. Desde principios del siglo XX el desarrollo de las comunicaciones ha sido vertiginoso, y con la gran expansión de Internet mucho más aún.
La llegada de Internet a todos los públicos, se crea una gran demanda de comunicaciones de banda ancha. Aparecen aplicaciones que hacen uso de datos más densos y críticos, como las imágenes, vídeo y gran cantidad de datos. Comienzan a surgir aplicaciones nuevas que son susceptibles de estar interconectadas como la telesupervisión, telemetría, telecontrol, telecomando y por supuesto la ya comentada transmisión de información a gran velocidad de audio, video y datos.
Es bien sabido que las comunicaciones entre 2 y 30 Mhz dependen tanto de la frecuencia utilizada como de las condiciones atmosféricas. Eventos naturales como las tormentas eléctricas o la radiación solar afectan a este tipo de comunicaciones, creando comportamientos complejos. Esto presenta grandes desafíos a tener en cuenta en el momento de transmitir datos, y sobre todo si lo que precisamos es transmitir datos muy alta velocidad.
Factores como una baja relación de Señal/Ruido, múltiples trayectorias de la señal, variación de las condiciones de propagación a los largo de una comunicación, ruido e interferencias afectan negativamente a la tasa de transmisión de datos, y a la estabilidad del enlace.
Todos estos factores suponen un gran desafío a superar si se quiere utilizar este medio como soporte de comunicaciones de banda ancha.
Actualmente existe una gran demanda de enlaces de alta velocidad a través de redes de HF, y empresas como Harris están invirtiendo muchos esfuerzos en la investigación de nuevos protocolos y medios de transmisión que consigan mantener estable el enlace con una gran capacidad de transmisión de datos.
Reciéntemente se ha liberado el estandar MIL-STD-188-110C que contiene un apéndice D en el que se define una nueva familia de protocolos para la transmisión de datos a alta velocidad utilizando anchos de banda de 3 Khz a 24 Khz, en pasos de 3 Khz. Esta familia de protocolos está apoyada modems equipados con tecnología MIL-STD-188-110B.
Todas estas tecnologías han hecho desarrollar lo que se conoce ALE-4G, cuarta generación del estandar ALE, de las siglas automatic link stablishment.
En una documentación accesible en la web de HARRIS se muestran los resultados de las pruebas que se realizaron durante 24h de forma ininterrumpida entre Melbourne y Rochester. Utilizando para ello, una potencia de 200W, y una antena logo-periódica en el lado de Melbourne y un dipolo en Rochester.
Hace unas semanas, varios compañeros pudimos observar lo que creiamos eran pruebas de este protocolo en la banda de 10m, donde se pudieron observar durante un largo periodo de tiempo, hasta 8 portadoras con una separación de aproximadamente 3 Khz.
Anuncios
Tagged with: , , ,
Publicado en Blog
Twitter
A %d blogueros les gusta esto: